Finanzas

Ahorra sin darte cuenta con el siguiente método

¿Harto/a de métodos para ahorrar cada día que no funcionan de nada, o que son demasiado gravosos para vuestra economía? No os preocupéis porque hoy os enseñaremos un método para ahorrar que va a educaros financieramente y nos va a permitir minimizar deudas y gastos innecesarios.

No cometáis el error de que querer ingresar más para tener más dinero porque esa no es la filosofía, aunque, parcialmente, sea buena idea. Vuestra filosofía debe comenzar por gastar menos ¿Cómo? Os lo enseñamos a continuación.

Empieza por el día a día

Los gastos de hoy, repercuten en el mañana, así que tenemos que prestar atención a los gastos “tontos” que podemos tener todos los días y que son totalmente prescindibles. Para saber los gastos diarios que tenéis, lo primero es saber qué dinero gastas y cómo lo gastas. Por tanto, antes de empezar a hacer nada, miraros al espejo y cuantificar todo vuestro gasto.

Para ello, podéis utilizar aplicaciones, como Fintonic, aunque a mí no me han merecido la pena y al final sé lo que gasto y en qué lo gasto.

Desglosa los gastos

En primer lugar, tenemos que desglosar todos nuestros gastos para conocerlos a fondo y empezar a erradicarlos. Podéis llamarlos como queráis, pero os aconsejamos a que les pongáis un nombre concreto. Nosotros vamos a desglosarlos de esta manera:

  • Gastos prioritarios. Son los gastos fijos e inamovibles, como es el alquiler, los suministros (agua, luz, internet), la hipoteca, impuestos, etc.
  • Gastos no prioritarios. Son gastos que pueden ser fijos o variables, pero que no gozan de una prioridad de pago. Es el caso de servicios streaming, suscripciones de gimnasio, etc.

Como veis, hay gastos no prioritarios que, para ciertas personas, serían prioritarios, todo esto va según la persona. Recomendación: para intentar ahorrar en un gasto, ved una solución sustitutiva. Ejemplo: GYM -> hacer deporte al aire libre.

Lo mejor que podéis hacer contra los gastos, es reflexionar sobre la rentabilidad que os están dando. Para ello, pensad en el coste-beneficio que os reporta. Con recortar gastos no queremos decir que tengáis que prescindir de ciertos lujos, sino que podéis optimizar el dinero; dicho a modo de ejemplos:

  • Cuota de Gimnasio -> bici, correr, hacer deporte en casa, Hiit, etc.
  • Servicios streaming -> con Amazon Prime Video podemos ser eficientes, ya que pagamos una cuota anual barata y gozamos de muchísimos servicios. En el caso de Prime Video, es una plataforma bastante buena.
  • Seguros -> hay seguros de los que se puede prescindir, como seguros de robo o de daños.
  • Comer fuera -> no hace falta ir a restaurantes Michelín ¿Verdad? Podemos ir a sitios más asequibles y no comer mal.

Haz partidas

Las partidas son como presupuestos para distintos fines. Dentro de la vida de una persona normal, podría tener 3 partidas:

  • Casa. Los ingresos y gastos de la casa.
  • Coche o moto. Los ingresos y gastos del coche o moto.
  • Tú. Los ingresos y gastos relacionados con tu persona.

De esta manera, estaremos haciendo una contabilidad ordenada y mucho más real de la que haremos, si sólo pensamos en nosotros. Si sabemos ahorrar día a día, conseguiremos generar riqueza sin darnos cuenta.

Un ejemplo rápido.

  • Casa:
    • Impuestos
    • Suministros
    • Gastos de comunidad y reparaciones.
    • Subvenciones
  • Coche:
    • Gasolina/diésel/recargas
    • Seguro
    • Impuesto de circulación
    • Subvenciones
  • Tú:
    • Salario
    • Impuestos-> IRPF en España, puede ser devolver o a pagar.
    • Gastos en ocio.
    • Gastos relevantes al trabajo (comer fuera, etc.).

Si partimos de 1300 euros mensuales, podremos ver qué partida nos está mermando económicamente y, en función de ello, recortar donde más necesitemos.

Nunca renuncies a un buen estilo de vida

Nunca debemos sacrificar nuestro disfrute, ocio o cualquier otra cosa que nos dé la vida y nos haga felices. Ahorrar dinero no tiene por qué ser una tarea aburrida o que merme nuestra calidad de vida, simplemente se trata de poner en orden ciertas cosas y ser más eficientes.

Existen métodos como el de los 30 días que no es para todo el mundo, o que causa estrés, cosa que nunca debe pasar. En este método, estamos reeducándonos financieramente hablando y aprendiendo a cómo gestionar todo el dinero que entra y sale de nuestras cuentas.

Trucos o “life hacks” que sirven para ahorrar dinero diariamente

  • Esperar a que el producto baje de precio. En el caso de que el producto que queremos está en Amazon y lo vamos a comprar (tarde o pronto), utilizad Keepa. Esta herramienta es una extensión de Chrome que nos permite saber el histórico de precios que ha tenido este producto a lo largo de su publicación. De esta manera, podremos comprarlo al mejor precio.
  • No suscribiros a canales de chollos. Esto es un picadero muy antiguo para que la gente pique y compre un producto que, realmente, no necesita demasiado.
  • Si estáis buscando un producto o servicio, visitad alguna página web de chollos, como Chollometro, para encontrar el mejor precio posible y ahorrar bastante dinero.
  • Revisad la factura de la luz, es posible ahorrar dinero con la elección de una buena tarifa. Os aconsejamos leer acerca del mercado libre y el mercado regulado de las compañías eléctricas.

¿Considera que os sirve este método? ¿Pensáis que es demasiado complicado? ¿Lo seguiríais?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *