Ahorrar dinero a corto plazo con el reto de 30 días

Ahorrar dinero a corto plazo con el reto de 30 días

Parece imposible ahorrar dinero en un mes, pero es más posible de lo que se cree. Podéis ahorrar dinero a corto plazo con el reto de 30 días, una fórmula que funciona de verdad ¿Queréis probadla? Os la enseñamos.

Es cierto que todos los comienzos son duros y que, en concepto de gastos, es más duro todavía. Cuando la gente oye la palabra “ahorrar” piensa a largo plazo porque cree que es imposible conseguirlo a corto plazo. Todo comienza con el día de hoy, si os proponéis ahorrar desde ya con este método, conseguiréis el objetivo a final de mes.

Reto de 30 días

Como bien dice su nombre, su duración es durante 30 días, aunque podéis ampliar a varios meses, si queréis.

Este método sigue el ahorro progresivo, de manera que el día 1, ahorramos 1€; el día 2, 2€; el día 3, 3€ y así consecutivamente hasta llegar el último día del mes. Si no os salís de los parámetros, conseguiréis ahorrar más de 400€ en un mes; si lo hacéis perfecto, podréis ahorrar hasta 465€ al mes, en el caso de que elijáis fijar el primer día 1€.

La clave de este reto, es fijar el ahorro en el primer día de mes porque va a condicionar lo que ahorraremos en los días siguientes. De esta manera, no ahorramos 1€ cada día, sino que elevamos la cantidad de ahorro conforme va pasando el mes. Las formas más eficaces son:

  • Coger una hucha e ir echando el dinero aquí.
  • Pasar el dinero de una cuenta a otra.
  • Gastar dinero efectivo o tarjeta de crédito, únicamente.

“No puedo hacerlo porque me quedo dinero a fin de mes”

Pues aquí es donde tenéis que revisar qué gastos tenéis para saber qué está ocurriendo. Muchísima gente vive por encima de sus posibilidades y no lo sabe porque no ve su cuenta en números rojos, pero gasta lo mismo que ingresa, por lo que no tiene capacidad de ahorro.

Existe cierto desconocimiento financiero acerca del ahorro a corto plazo, por lo que las personas prefieren ingresar más, que gastar menos. Esta opción es la fácil, pero id más allá y exprimid cada céntimo o centavo para disfrutar más del dinero que ganáis. A continuación, os explicamos de forma resumida cómo gastar menos.

Divide los gastos en prioridades

En el caso de querer recortar gastos, etiquetar todos nuestros gastos en 2 prioridades ayuda mucho. De esta manera, tendremos dos tipos de gastos:

  • Gastos prioritarios. Vendrían a ser los más importantes y los más difíciles de reducir porque no es tan fácil renunciar a ellos. Dentro de éstos, encontramos las hipotecas/alquileres, letras del coche, etc.
  • Gastos menos prioritarios. Estarían conformados por los gastos en ocio (al que nunca debéis renunciar) como es en salir a cenar, seguros innecesarios, suministros variables, como es el internet, etc. Podemos recortar éstos sin problemas.

El truco está en no renunciar a un buen estilo de vida y gastar menos. En los gastos menos prioritarios podemos recortar fácilmente porque, en vez de salir 4 veces al mes, se pueden salir 3, ya que habrá meses que tengamos varios cumpleaños, lo que nos obligará a salir más.

La progresión del reto

Al elevar la cantidad de ahorro conforme van pasando los días, vemos una progresión clara. Esta progresión la denominamos como progresión aritmética y su fórmula es esta:

an = a1 + (n – 1) x D

a10 = 1 + ( 10 – 1) x 1= 10 euros es la cantidad que ahorraremos el día 10.

En el caso de que queráis conocer cuánto llevamos ahorrado en cierto día, podemos utilizar esta otra fórmula:

Sn = n x (a1 + an) / 2

S10 = 10 x (1 + 10) / 2= 55€ ahorrados.

¿Se puede ampliar a más meses?

Por supuesto, se puede seguir este reto los meses que queráis. Se denomina de esta manera porque es una fórmula pensada para ahorrar dinero a corto plazo, de ahí que el experimento dure 30 días. De hecho, si queréis, podéis elevar o disminuir la cantidad inicial de ahorro, ya que, dependiendo de lo que fijemos el primer día, tendremos que ahorrar los siguientes.

¿Qué tiene de especial?

En primer lugar, ahorrar en poco tiempo; en segundo lugar, tener disponible cierto dinero en cierto momento del año; y, en tercer lugar, ahorrar mucho dinero. Pensad en lo siguiente:

  • Ahorrar se convierte en un reto porque la dificultad es progresiva: el primer día nos restringimos poco y el último nos restringimos mucho.
  • Podemos mejorar el día a día y aprender a ahorrar.
  • Conocemos nuestras necesidades reales en ciertos momentos del mes, haciendo que el reto se vuelva difícil.
  • Podemos personalizar la cantidad que queremos ahorrar fijando lo que vamos a gastar el primer día.
  • Llegado el último día, podemos escoger en seguir o personalizarlo más, o parar. Esto es lo bueno de que sea a corto plazo.

Otros temas que puede consultar: 10 ideas de proyectos e-commerce para jovenes

Leer más sobre https://minidocs.es/educacion-financiera-basica-para-jovenes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *