Manejo eficiente de tus finanzas personales

5 consejos que todo estudiante debería conocer para ahorrar

La época estudiantil es bastante complicada, financieramente hablando. Son muchos libros, gastos de papelería, salidas de fiesta… eso sin contar que el presupuesto con el que suele contar es bastante bajo. El estudiante tipo se caracteriza por tener poco dinero y gastar mucho, lo que significa no ahorrar absolutamente nada. Por ello, os vamos a dar 5 consejos para ahorrar siendo estudiante.

Si es vuestro caso y los seguís, podréis volver a este post y decirnos si os ha funcionado no ¿Os atrevéis a seguirlos?

1.- Determina bien tu dinero

Yo he sido estudiante y no he tenido claro cuál era mi presupuesto base, es decir, el dinero con el que partía desde inicios de mes. Como no es una cosa por la que preocuparse, en un principio, porque nuestros padres son los que nos sustentan, no nos fijamos en cuánto dinero entra.

Dicho esto, determinad bien el presupuesto que vais a tener para seguir adecuadamente los siguientes consejos que veréis a continuación.

2.- Elabora un presupuesto

Con lo anterior, ahora pasaremos a elaborar nuestro propio presupuesto. No es lo mismo determinar el dinero que tenemos, que elaborar un presupuesto con gastos e ingresos. En este caso, elaboraremos un presupuesto bastante liviano y con prioridades muy claras. Para ello, contemplad lo siguiente:

Ingresos: normalmente, nuestros ingresos serán la nómina (si trabajamos) o la paga de nuestros padres y la beca, si es que nos la dan. Atención: cuidado con las becas porque, en España, si no tenéis un rendimiento mínimo, os tocará devolverla.

Gastos: papelería, alquiler y ocio. Normalmente, suelen ser estos 3 gastos; si tenéis más, especificarlo.

Con esto, tendremos que prestar atención a unas directrices básicas, como son:

  • Gastar menos dinero en lo que sea totalmente prescindible.
  • Ingresar más: podéis coger trabajos a tiempo parcial, siempre que os permita llevar vuestra vida de estudiante con éxito. Si no tenemos tiempo, no pasa nada, nos quedaremos con el dinero proporcionado con nuestros padres.
  • Aprender a decir que NO. Pongo el “no” en mayúsculas porque, sin duda, va a ser lo más difícil de esta tarea: decir que no a los planes o decirlo más.

3.- “Gasto lo que tengo”

Esta técnica la he escuchado mucho y es bastante eficaz. Consiste en disponer del dinero que podemos gastar en efectivo, lo que significa que no podremos tirar nunca de tarjeta de crédito/débito. Este truco para ahorrar es muy famoso entre los jóvenes, ya que funciona y no es difícil de llevar a cabo. De esta forma, nos obligaremos a ahorrar porque, si queremos disponer a final de mes de ese dinero, no podremos gastar.

Sé que parece una tontería, pero estas pequeñas estupideces son las que nos permiten avanzar, ahorrar y generar riqueza, la cual podemos gastar en una fecha concreta. No hace falta salir todos los fines de semana, con que salgamos 2 ó 3 es suficiente; además, mucho no podréis salir si tenéis que estudiar ¿No?

4.- Gasta menos en cada transacción

Con “transacción” queremos decir que gastemos menos cuando tengamos que comprar algo. En nuestro caso, gastaremos mucho dinero en comprar alimentos, libros, papelería, salir de fiesta o practicar algún tipo de deporte en nuestra estancia estudiantil. Así que, es posible recortar euros en cada operación, si atendemos a lo siguiente:

  • Libros. Aunque sea un poco ilegal, siempre es más barato fotocopiarlos, que comprarlos nuevos. Si queremos ser legales, buscad el libro usado, si queremos ahorrarnos la mitad del precio. Los libros sirven para estudiar, con que no estén tachados o marcados y estén actualizados, nos sirven.
    • Ciertas universidades lanzan programas de ayudas a estudiantes para la compra de libros, curiosead y ved cómo funciona.
    • Becas. Las becas nos pueden ayudar para comprar libros de texto.
  • Descuentos. Empresas como Unidays, Cribus y Student Beans, ofrecen cupones de descuento para estudiantes. Es más, Amazon ofrece su tarifa Premium para estudiantes, la cual parte de los 18€/año. En cuanto al transporte público, muchas ciudades cuidan a los estudiantes con precios económicos.
  • Fiesta. Cuando somos estudiantes hay que vigilar el dinero al salir de fiesta porque solemos pasarnos un poco. Fijaros un tope cada noche que salgáis, aunque siempre se puede hacer una excepción.
  • Aprovecha las cosas gratis. Existen muchas cosas gratis cuando somos estudiantes, como son las visitas, excursiones o actividades extraordinarias. No hace falta renunciar a un estilo de vida o a pasárselo bien por el mero hecho de querer ahorrar.
  • Supermercado. No compres en el que mejor te venga, sino que evalúa los precios de los distintos supermercados que estén cerca y enfócate en los productos que más compres. A veces, merece la pena andar un poco más para ahorrarte hasta 15€ por compra.

5.- Lo bueno y breve, es dos veces bueno

Nuestro consejo estrella para ahorrar siendo estudiante, es salir menos y disfrutar más cuando lo hagamos ¿Por qué? El hecho de salir a diario, o todos los fines de semana, hace que le quitemos valor a las cosas y convirtamos algo en habitual. Como nuestro dinero no es ilimitado, hay que priorizar.

Por ello, lo más recomendable es salir menos de fiesta y disfrutar más cuando lo hagamos, lo que puede suponer gastar algo más de dinero. De esta manera, soltaremos adrenalina, disfrutaremos y no nos preocuparemos luego por no tener dinero.

¿Qué consejo te gusta más? ¿Añadirías alguno?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *