Tips para tener unas finanzas saludables

Saca rendimiento a tu educación financiera con 5 trucos

Existen ciertos métodos que nos ayudan a crecer financieramente, pero no sirven para todas las personas. En lo que respecta a nuestra educación financiera, siempre es positivo absorber o conocer trucos que nos ayuden a crecer personalmente en este campo. Con este objetivo, os damos 5 trucos para sacar rendimiento a vuestra educación financiera.

A continuación, os recomendamos que cojáis papel y boli porque estamos seguros de que os gustará lo que vais a ver más abajo.

1.- Pagarse a sí mismo

Este concepto nace del mundo de los seguros de vida, concretamente, en Estados Unidos. Hace referencia a las prioridades que tenemos en nuestros gastos diarios, específicamente en las prioridades de éstos. Básicamente, se trata de tener en cuenta la protección y el ahorro como prioridad total, antes que pensar “ahorro si me queda algo a final de mes”.

Normalmente, los gastos suelen ser las hipotecas, las compras del súper o la letra del coche ¿Verdad? Pues, si ordenamos los gastos como imprescindibles, extraordinarios e imprevistos, tendremos mayor probabilidad de ahorrar.

2.- La tasa de sustitución

La tasa de sustitución se trata de un método que nos permite conocer cuánto dinero necesitaremos para jubilarnos. Es una comparativa entre las últimas nominas que estamos percibiendo antes de jubilarnos y la pensión que vamos a cobrar una vez jubilados.

En la práctica, nos vamos a encontrar con el supuesto en el que estamos trabajando unas 7-8 horas y cobrando una buena mensualidad, pero, una vez jubilados, vamos a cobrar prácticamente la mitad o incluso menos. Para evitar esto, lo que vamos a hacer es cubrir ese porcentaje de ingresos que estamos dejando de percibir una vez jubilados.

Ahora pensaréis ¿Cómo? Pues se puede cubrir de muchas formas, aunque lo más normal es pluriemplearse o ahorrar ese dinero de la nómina que nos va a hacer falta. Os vamos a poner un ejemplo:

  • Activo: cobramos 1200 trabajando 8 horas diarias 6 días a la semana.
  • Jubilados: cobramos 500-600€ de pensión.

¿Cómo podemos conseguir que esos 600€ sean 1200? Ahorrando un porcentaje cercano al 50% y tirar de la pensión y de los ahorros para conseguir mantener el nivel de vida.

Como veis, esta tasa de sustitución no es muy fácil de aplicar, sobretodo cuando tenemos los gastos típicos, como puede ser un alquiler.

3.- Regla 72

Como ocurre con el “Pay yourself first” (pagarse primero a sí mismo), la regla del 72 surge de las compañías de los seguros americanos. Os estaréis preguntando ¿De dónde viene el 72? Se denomina de esta forma porque:

nº de años que tardaremos en duplicar la inversión=72/rentabilidad promedio de prod. financiero

Se trata de un método muy sencillo para calcular el ROI (Retorno Inversión) de nuestras inversiones y saber si nos merece la pena o no tal inversión. Lo que está claro, es que, a mayor riesgo, mayor rentabilidad; a menor riesgo, menor rentabilidad. Por eso se dice aquello de “quien no arriesga, no gana”.

Dejando dichos a un lado, usad esta regla cuando os ofrezcan un producto financiero para saber si os merece la pena.

4.- La espera

La espera tiene un coste ¿Lo sabíais? Si lo planteamos de esta forma, cuanto antes esperéis a ahorrar, más tarde generaréis riqueza ¿No? Pues, este método dice que es necesario ponernos a ahorrar cuando seamos jóvenes porque cuanto más tarde empezamos a ahorrar, más dinero tendremos que quitarnos de nuestra nómina mensual.

Realmente, no es que nos cueste más, sino que es más gravoso ahorrar más tarde porque en vez de ahorrar 50€ mensuales para nuestra jubilación, tendremos que ahorrar 150€, aproximadamente. Por este motivo, decimos que el tiempo es oro y que tenéis que empezar a ahorrar desde YA.

Sabemos que con 25 años veis muy lejana la jubilación y no pensáis en eso, pero quien es previsor, es inteligente. De lo contrario, cuando hayáis pasado los 35, puede que tengáis serias dificultades para ahorrar en proporción a si lo hubierais hecho a los 25. Mejor os ponemos un ejemplo:

  • La edad de jubilación es de 68 años.
  • Si empezamos a ahorrar con 25, tendremos 43 años (512 meses) para ahorrar. Si nos proponemos ahorrar 200 euros todos los meses hasta llegar a esa edad conseguiremos: 512 x 200 = 102.400€.
  • Si empezamos a ahorrar con 35, tendremos 33 años (396 meses). SI nos proponemos ahorrar 200€/mes, conseguiremos: 396 x 200= 79.200€.
  • ¿Y si queremos conseguir la misma cantidad que si lo hiciéramos desde 25? Pues tendremos que ahorrar unos 250-260€ al mes.

Si os habéis fijado, la cuota mensual de ahorro sube bastante, por lo que es un coste de espera que hay que asumir. Así que, ya sabéis ¡Ahorrad antes!

5.- Teoría de la responsabilidad decreciente

Por último, la quinta clave para sacar rendimiento a nuestra educación financiera, es la teoría de la responsabilidad decreciente. Esta teoría está basada en los seguros de vida y se explica en torno a la responsabilidad y el patrimonio. Todo tiene que ver con nuestras responsabilidades y los recursos con los que vamos a contar durante nuestras vidas.

  • Responsabilidad: las cargas, deudas, préstamos que tengamos entre los 25 y 65 años.
  • Patrimonio: se mide la capacidad que tenemos para acumular recursos durante nuestra vida.

Al principio, nuestra capacidad es baja, por lo que hay que reforzar la protección para imprevistos futuros. Más tarde, nuestro nivel adquisitivo sube y nuestras cargas bajan, lo que significa que podemos ahorrar mucho más.

Estos son los 5 trucos para sacar rendimiento a vuestra educación financiera ¿Cuál os gusta más?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *